Entreguerras

Entreguerras

La larga fila de Rolls-Royce que se suceden en el pabellón cuatro deja sin aliento al ser percibida desde las entrada. La línea abarca coches de varias décadas y también aquellos contemporáneos de la serie Phantom que la firma destinaba a ser conducidos por su propietario en lugar de por un chófer.

La recesión de la pos-guerra propició la fabricación de un coche más pequeño adecuado a la a la difícil situación que mantuviera la suavidad, silencio, elasticidad y durabilidad del 40/50 CV . En 1922 la marca lanzó el Rolls-Royce 20 HP al que sucederían los modelos 20/25 HP y 25/30 HP. Eran conocidos como los “Baby Rolls”, destinados a conductores propietarios y que se hicieron muy populares entre la creciente clase media compuesta por médicos, abogados y empresarios

Se suceden en hilera los modelos Silver Wraith en distintas versiones de carrocería que incluyen dos limusinas que pertenecieron a la flota de Isabel II en Australia y Sudáfrica. Éstas cuentan en la parte superior del parabrisas con un foco azul que se activaba cuando trasladaban a un miembro de la Familia Real. El Silver Dawn de acero estándar se presentó en julio de 1949 y se fabricó durante seis años. Junto a los Silver Cloud, fueron durante los veinte años posteriores a la guerra, un reducto del estilo “años 20” que guardaban el recuerdo de los coches de pre-guerra en forma de prominentes aletas curvadas y amplias parrillas de radiador, que en contraste con otros fabricantes mantienen una fórmula casi artesanal.

Entreguerras

Modelos destacados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?