COLECCIÓN

“Un museo único en el mundo donde se fusionan el medievo y la mecánica, la historia de una comarca  y la evolución del automóvil a través de los siglos”

Tomando como punto de partida la colección particular, Miguel de la Vía simultaneó la reconstrucción de la Torre con una búsqueda rigurosa de nuevos ejemplares de la firma Rolls-Royce con el ánimo de conseguir al menos un ejemplar de todos vehículos los fabricados por la firma bajo titularidad británica. Hoy en día es la colección de Rolls-Royce más completa de Europa, y uno de los pocos lugares en el mundo donde pueden contemplarse juntos todos modelos Phantom fabricados hasta 1972.

El recorrido de la muestra a la largo de seis pabellones nos permite disfrutar de auténticas joyas de la automoción  y ofrece una visión dinámica y sugerente de la evolución en el diseño de estos coches, y la del propio concepto del lujo en el siglo XX,  recorriendo casi cien años de historia desde el modelo más antiguo, el Silver Ghost de 1910, hasta un Silver Spur de los años noventa.  Las 45 unidades que constituyen el legado de Rolls-Royce se complementan   con una treintena de prestigiosos vehículos europeos y americanos que repasan los avances tecnológicos y el impacto que los coches  han tenido en la sociedad, en la cultura y en la economía a lo largo de más de cien años.  Marcas como Hispano-Suiza, Isotta Fraschini, Delaunay-Belleville o Ford comparten espacio con Ferrari, Lamborghini o Jaguar.

La profusión de estilos que exhiben los vehículos Rolls-Royce obedece a que casi todos los coches se vendían en forma de chasis -que daba el nombre al modelo- incluyendo la mecánica, el radiador y el capó. El acabado se dejaba en manos de maestros carroceros elegidos por el comprador. Todos los coches se encuentran en perfecto estado de conservación y listos para ser puestos en marcha

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?