Rolls-Royce Silver Ghost Limousine

Rolls-Royce Silver Ghost Limousine

1924
Chasis: 45NE
Carrocería: Barker & Co

Esta limusina presenta un techo más elevado, por la preferencia de Barker hacia los techos altos, para que los caballeros pudieran entrar con sus sombreros y que los pasajeros dominaran sobre los viandantes. Tiene la elegancia ligera que caracteriza a la firma, que resuelve con brillantez el encaje del capó redondo o curvado con la base del parabrisas

Pintada en color azul oscuro y negro, dispone de tres líneas de ventanas completada por una ventanilla ovalada y un baúl portaequipajes en la trasera. Destacan unos focos de posición con reminiscencia de carruaje hechos en latón y cristal tallado que se encendían con carburo, también llamado acetileno, que obtenía una llama muy luminosa con la ignición del gas

El espacio del chofer está tapizado en cuero y luce un coqueto florero sobre el tablero de mandos, que dispone de los habituales controles de encendido y mezcla de carburación. La caja de cambios de cuatro velocidades y el freno de mano se sitúan en el lateral inferior del asiento del conductor. El parabrisas es de dos cristales divididos y la velocidad puede alcanzar los ciento veinte kilómetros por hora

El lujoso espacio de los pasajeros, con techo solar, tiene una moqueta de lana y un sofá tapizado en gris con gruesos cordones como asideros. Enteramente revestido por un tejido aterciopelado, otro florero viene a situarse bajo la mampara divisoria entre los transportines. Las ventanillas se abren con tiras de cuero tapizadas, a la manera de los trenes antiguos, mientras que las puertas lo hacen mediante unas manillas de carruaje

Todos los coches van equipados con una manivela opcional de arranque bajo el capó hasta la década de los cuarenta. Como apunte referente a la mecánica, señalar que Henry Royce diseñó los motores de arranque y la dinamo una vez incorporado en los vehículos el arranque eléctrico, en 1919

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?