Rolls-Royce Silver Wraith Limousine

Rolls-Royce Silver Wraith Limousine

1958
Chasis: HLW50
Motor:S6, 4257 cc
Velocidad Punta: 180 km/h
Carrocería: H.J. Mulliner

Este es el segundo ejemplar en formar parte de la flota real británica, en concreto de la división australiana, adquirido en 1998. Es una limusina negra de tres hileras de ventanas y, a diferencia de la anterior, carece de apertura del techo trasera mientras que los asientos están tapizados en cuero color crema. Dispone sin embargo de un techo solar y de un pequeño foco situado sobre el parabrisas que emitía una luz azul y blanca anunciando la presencia de la Reina

Los coches oficiales se hallan alojados en las Caballería Reales o Royal Mews, ubicadas en el Palacio de Buckingham. Desde que tuvo lugar el Jubileo de Oro en 2002, la Reina utiliza indistintamente dos limusinas Bentley como principal coche oficial

La Reina Isabel II ha sido el primer miembro de la realeza en utilizar oficialmente los Rolls-Royce, reemplazando a Daimler como proveedor. De hecho, el coche más antiguo de su flota es el exclusivo Phantom IV –diseñado para Casas Reales y Jefes de Estado- construido en 1950, que se sigue utilizando para ocasiones tan especiales como las carreras de caballos de Ascot. Otros modelos Rolls-Royce retirados de uso oficial se hallan actualmente expuestos en el yate Britannia y en Sandringham

En ocasiones ceremoniales, la reina Isabel II ostenta en exclusiva la potestad de sustituir la Dama Alada, emblema de la firma Rolls-Royce, por su propia mascota, una figura de plata que representa a San Jorge matando al Dragón, que puede ser transferida a otros vehículos en la celebración de actos oficiales

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?